Andrea Terceros
Colaboraciones,  Mantis

Registro quemados


La Chiquitania boliviana arde desde principios de agosto de este año. Casi dos meses después el fuego no ha cedido. En Mantis invitamos a algunas amigas y amigos escritores a prestar su voz, desde las letras, a los animales y plantas que han sufrido el implacable paso del fuego. Se trata de un registro de algunos de nuestros quemados durante estos nefastos días de incendios. La lista es aún más larga, por eso decidimos comenzar a nombrar a los afectados, para no olvidarlos, para dimensionar el irreparable daño.

Un soneto alejandrino, versos libres, voces secas, son algunas de las letras aquí presentes. Además, cada animal o planta mencionada, está acompañada de una imagen recopilada de las muchas que han sido compartidas en las redes durante esta catástrofe.

(Click en el título de cada quemado para acceder al texto)


Pejichi

Por: Lena Yau

(Venezuela)

La reina turiro

Por Virginia Ayllón

(Bolivia)

Anaconda

Por Magela Baudoin

(Bolivia)

Lamento de un árbol

Por Giovanna Rivero

(Bolivia)

Galería de animales

Por Juan Cristóbal Mac Lean

(Bolivia)

Árbol de Chiquitos

Por Gabriel Chávez Casazola

(Bolivia)

Cualquier árbol (a punto de arder)

Por José Pérez Reyes

(Paraguay)

Reptiles

Por Mariana Ríos

(Bolivia)

*La imagen destacada es un cuadro de la artista boliviana Andrea Terceros Barrón.

andrea.terceros.barron

2 Comentarios

  • Jean Claude Eiffel

    Escribí este texto a raíz del desastre:

    TUCABACA

    Toda la noche caminaron
    volaron
    a saltos unos, lentos otros
    sin ramas donde descansar
    ni rincones donde respirar
    otros más
    Ya la comida no era importante
    el tiempo para calmar la sed
    tampoco
    Salir
    Huir
    Sobrevivir

    De rato en rato
    gritos
    de rato en rato
    cada vez más frecuentes
    silencios
    Crujidos gemidos
    derrumbes
    crujidos
    el horror

    Muchos quedaron sin su tierra
    sin sus árboles
    ni hojas
    sin madrigueras
    sin nidos
    En la noche
    perdieron sus colores
    miradas sin brillo
    sin vidas
    perdimos sus alas
    sus almas

    Solo quedaba caminar
    volar
    tratar de huir
    antes de la llegada
    de los crujidos
    del silencio
    del horror

    CHIQUITANIA

    Arde el miedo en la piel

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *